17/3/17

Vivir en la periferia y transporte público ¿Más económico que en el centro?


La crisis económica acabó con el sueño de muchos de comprar una vivienda, y también con las expectativas de otros de disfrutar de las ventajas de vivir en el centro de la ciudad. Quizás por eso, cada vez más personas optan por trasladarse a la periferia, donde los alquileres son más económicos y el transporte público permite un fácil acceso agrandes urbes, como Barcelona, Madrid o Valencia. Desde el buscador de pisos y casas Mitula analizamos qué resulta a día de hoy más rentable: ¿vivir en el centro de la ciudad o mudarse al extrarradio y costear el transporte?

En el caso de Madrid, la respuesta parece clara. El precio medio de un alquiler en la capital no es apto para todos los bolsillos. Se sitúa en 1.245 euros mensuales . Un dato que se acrecienta todavía más si ponemos el foco en distritos céntricos y zonas con gran actividad económica y empresarial (oficinas, tiendas...), como Salamanca, Chamartín o Chamberí. Vivir junto al trabajo parece, pues, inviable para muchos.

En cambio, el alquiler en otras poblaciones del área metropolitana resulta mucho más asequible, aún sumando el coste del transporte público para desplazarse a trabajar a la capital. Especialmente en la zona sur y suroeste de Madrid. Es el caso, por ejemplo, de Leganés, donde los alquileres cuestan de media 728 euros al mes, Getafe (760) o Alcorcón (660). Todas estas localidades están situadas en la línea 12 de MetroSur y corresponden a la zona B1. Un abono de 30 días de dos zonas cuesta 63,70 euros, por lo que una pareja que viva en algunas de estas poblaciones y se desplace a diario por trabajo a Madrid pagará en transporte 127,4 euros mensuales. Una cifra que sumada a los alquileres queda todavía muy lejos de los precios de la capital. Además, habría que tener en cuenta que vivir en el centro tampoco es garantía de prescindir del transporte público.

Barcelona, alquileres disparados por el turismo y la gentrificación

Algo parecido pasa en Barcelona, donde el centro está prohibido para muchas economías. La capital catalana ha visto como sus alquileres se disparaban en los últimos años, especialmente en zonas turísticas y afectadas por el fenómeno de la gentrificación. Vivir de alquiler en la ciudad condal cuesta de media 1.288 euros. Cifra muy alejada de los 819 que se pagan en l'Hospitalet de Llobregat o de los 677 de Santa Coloma de Gramenet.

Desplazarse un poco más lejos, como por ejemplo mudarse a Sabadell, también tiene premio. Vivir en esta localidad del Vallés Occidental cuesta 766 euros de media. Una cifra a la que habría que sumar el transporte diario hasta Barcelona. Sin embargo, una tarjeta T-Mes para dos zonas (Sabadell se encuentra en la segunda corona del área metropolitana) cuesta 71 euros. Por ello, una pareja debería abonar 142 euros en concepto de transporte. Sumado al coste de la vivienda se queda en apenas 900 euros, lejos todavía de los casi 1.300 de la capital.

Sevilla o Valencia, mejor en la periferia

También en otras ciudades españolas, como Sevilla o Valencia, resulta más económico desplazarse a la periferia. Vivir en la capital hispalense, por ejemplo, cuesta 748 euros, mientras que hacerlo en Camas (575) o Dos Hermanas (558) sale mucho más rentable aún sumándole el coste del transporte público (autobuses metropolitanos o Renfe Cercanías). En el caso de la Ciudad del Túria, el alquiler medio se cifra en 651 euros. Un precio muy por encima de los que se pueden conseguir en localidades vecinas, como Mislata (556) o Alaquàs (460).

A tenor de los datos parece evidente, pues, que mudarse a la periferia es la opción más rentable para muchos. Especialmente para aquellos a los que no les importe perder algo de tiempo en desplazamientos.

 
Vuelos Baratos