20/4/17

Los extranjeros se lanzan a comprar vivienda en la costa


Los extranjeros y los inversores españoles que buscan rentabilidad están tirando del mercado de segundas residencias, de manera que el 56% de las zonas de costa ya se encuentran en recuperación.

Hay un aforismo clásico en el sector inmobiliario: lo que haga Marbella anticipa lo que hará el resto del mercado inmobiliario. Si la Costa del Sol es un termómetro fiable sobre la recuperación del mercado residencial, hay que concluir que el ladrillo va bien. En efecto, después de la recuperación marbellí, las capitales y las principales zonas turísticas de España han comenzado una franca remontada que ya va camino de alcanzar la velocidad de crucero. Se venden más viviendas, el precio sube y las expectativas son positivas.

La vivienda vacacional vuelve a tener demanda. Los extranjeros y los inversores españoles que buscan rentabilidad están tirando del mercado de segundas residencias, de manera que el 56% de las zonas de costa está ya en recuperación, según un reciente informe de Tinsa. Mientras el 28,1% de las principales localidades playeras se encuentra cerca de tocar suelo y sólo un 15,8% sigue inmersas en la fase de ajuste.

Así, destacan los archipiélagos balear y canario, con varias áreas en "clara recuperación". No en vano, el precio de los pisos creció un 7% en marzo en las islas, de media. Mallorca, Ibiza y Formentera están experimentando una fuerte recuperación. Tanto es así que en la capital ibicenca existe un serio problema de alojamiento para los ciudadanos locales, que se ven expulsados del mercado por la inflación de precios.

En Canarias la ocupación hotelera y extrahotelera supera el 75%-80% a lo largo del año, debido al fuerte incremento de la afluencia turística a las Islas derivado, en cierta medida, de la situación de inseguridad de las zonas vacacionales que compiten con ellas, como Turquía o Egipto.

A las islas les siguen la Costa del Sol (Málaga) y la Costa de la Luz (Cádiz), según el informe de la tasadora. Asimismo, se están produciendo importantes mejorías en Barcelona, Gerona y Alicante.

En estas zonas ya se ha drenado una buena parte del stock de vivienda sin vender, ya que las transacciones se han disparado en los últimos trimestres. Por el contrario, algunas zonas de la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía siguen buscando el suelo, debido a que el mercado está saturado de inmuebles sin vender, por lo que todavía es posible encontrar gangas fácilmente.

La Cornisa Cantábrica arroja un perfil más moderado. Hay varias claves que apuntan al prolongamiento de la tendencia alcista.
La compra por parte de extranjeros roza máximos

La pujanza de la demanda extranjera es fundamental en el mercado de costa. El cuarto trimestre del año pasado se cerró con el mayor porcentaje de compra por extranjeros del ejercicio, con un 13,57% del total, dando lugar al tercer resultado más abultado de toda la serie histórica. Algo menos de 12.700 compras de vivienda correspondieron a extranjeros.

El desglose por nacionalidades se mantiene, pero hay que destacar el descenso de la demanda británica, haciendo patente el efecto Brexit. A pesar de seguir siendo la primera nacionalidad, en este trimestre con un 16,4% (hace un año era el 24%). El resto de nacionalidades del grupo de cabeza fueron alemanes (9,2%), franceses (8,5%), suecos (6,4%), belgas (6,2%) e italianos (5,7%).

 
Vuelos Baratos